Sin categoría

CÓMO LIMPIAR EL ACERO INOXIDABLE: REMEDIOS FÁCILES DE APLICAR

Si te preguntas cómo limpiar el acero inoxidable manchado, estás en el lugar correcto. En este post de Limpesa Solution queremos enseñarte algunos trucos muy fáciles de aplicar para tratar este tipo de materiales.

Sin lugar a dudas, el acero inoxidable es uno de los materiales más populares en el hogar, sobre todo si se trata de la cocina. En ella, encontramos utensilios, así como algunos electrodomésticos que lo contienen. Tampoco podemos olvidarnos de algunos elementos decorativos de la casa, como cuberterías e incluso joyas.

Y es que, a pesar de ser un compuesto inoxidable, este requiere de ciertos cuidados y limpieza, para que no se manchen. A veces, los productos específicos para su limpieza no son tan efectivos y  puede volverse una tarea complicada. Por esta razón, te ofrecemos algunos consejos y soluciones caseras que sí consiguen una limpieza perfecta.

Te aseguramos que después de aplicarlos, tus objetos y electrodomésticos, que contengan este material, quedarán como nuevos. No dejes de leer este post y toma nota de todo lo que te contamos, a continuación.

¿Qué es exactamente el acero inoxidable?

En primer lugar, si queremos saber cómo limpiar o desinfectar acero inoxidable manchado, de forma efectiva, debemos saber qué es. Este es un tipo de metal que se obtiene, mezclando hierro con una cantidad muy pequeña de carbono.

Dicha cantidad, por lo general, sólo supone entre un 0,03 % y un 1,8 % de carbono. Es decir, se trata de una cantidad mínima, con respecto a la del hierro, el cual es el principal componente del acero.

La inclusión de dicha pequeña cantidad de carbono logra crear un metal mucho más resistente, por lo que el acero se vuelve realmente útil cuando se busca fabricar objetos de cualquier índole.

A pesar de lo anterior, ya que aún hay una alta cantidad de hierro que sigue formando parte del acero, este suele oxidarse con exactamente la misma facilidad que el hierro común. Por ello, casi siempre es sometido a múltiples y diferentes tratamientos que se encargan de convertir el acero en el susodicho acero inoxidable, el cual es, en pocas palabras y sin muchas complicaciones, un acero inmune a la oxidación.

Existen diversos métodos para fabricar acero inoxidable. Y el más empleado consiste en aplicar una capa de cromo sobre la superficie del acero que ya se tiene. De esta manera, se crea una película o capa protectora sobre el hierro, que impide que el oxígeno del aire entre en contacto con este, y de este modo, se evita el óxido.

Métodos y trucos para saber cómo limpiar acero inoxidable manchado

Si quieres saber cómo limpiar el acero inoxidable con suciedad, has de saber que algunos de los productos más cotidianos y que todos tenemos en casa, pueden ser de gran utilidad en estas circunstancias. Estos, pueden ser la alternativa perfecta a la limpieza comercial, que se pueden encontrar en supermercados o locales de ventas de productos especializados.

Método 1: Agua caliente

A pesar de su sencillez, este método es muy útil para limpiar acero inoxidable manchado. Frotar con una esponja y agua muy caliente resulta de gran utilidad para eliminar de manera definitiva las marcas leves en los objetos fabricados con acero inoxidable. También es recomendable agregar detergente para vajillas, en el caso de que este tipo de suciedad o marcas, se mantengan en estas superficies.

Método 2: Zumo de limón

Otro de los grandes aliados en la limpieza del hogar es, sin ninguna duda, el zumo de limón. Este posee propiedades desengrasantes que lo convierten en un producto muy efectivo en las tareas para eliminar la suciedad o marcas.

A parte de frotar el objeto en sí con el jugo de un limón directamente, se recomienda hacer uso de la propia cáscara del limón, como si se tratase de una esponja. Con este método, además de eliminar la suciedad, se logra un extra de brillo.

Método 3: Vinagre

Si quieres saber cómo limpiar el acero inoxidable, debes tener en cuenta que el vinagre es efectivo desinfectante. De hecho, este es uno de los motivos por los que no falta en ninguna despensa.

Y en cuanto la limpieza de manchas en acero inoxidable, has de saber que el vinagre, ya sea de vino o de mañana, puede lograr sin mucho esfuerzo un gran resultado. Basta con frotar la superficie con una esponja o un paño de microfibra empapado en vinagre. Haciendo esto, el acero inoxidable recuperará su tono, deshaciéndose de las incómodas manchas tan complicadas de eliminar.

No se aconseja utilizar materiales de limpieza abrasivos como los estropajos o cepillos de acero, ya que estos rayan el acero.

Método 4: Bicarbonato

Como último método, que hace uso de productos caseros para limpiar el acero inoxidable manchado, se encuentra el bicarbonato. Este es un material que posee infinidad de usos. De hecho, es un gran aliado de la higiene y la salud, además, se caracteriza por su gran poder para erradicar la suciedad.

Cuando se trata de metales, este consigue un efecto pulido, que mejora considerablemente la apariencia de los objetos en cuestión. De hecho, sólo es necesario mezclar una cucharada sopera de bicarbonato con unas gotas de agua, para obtener una pasta espesa que deberemos aplicar sobre la mancha y dejarla actuar durante media hora.

Posteriormente se debe pasar un trapo húmedo y dejar secar. Siguiendo estos sencillos pasos, podrás obtener unos resultados de limpieza sorprendentes.

¿Por qué es tan importante saber cómo limpiar acero inoxidable manchado?

El proceso de higiene del acero inoxidable no se debe dejar para el último momento, una vez que se aprecie alguna impureza o suciedad, debe llevar a cabo una buena limpieza. El acero inoxidable, no se deteriora apenas se ve expuesto a los agentes dañinos. Dicho proceso requiere de cierto tiempo, por lo que tienes posibilidad de detenerlo.

Los primeros indicios de su deterioro son fáciles de notar, ya que la superficie comienza a decolorarse. Después aparecen manchas, unas más difíciles y grandes que otras, todo dependiendo de la exposición a contaminantes que sufra. Posteriormente, puede aparecer una especie de óxido, el cual requiere de un procedimiento mucho más complejo para su eliminación.

Aprender sobre cómo limpiar el acero inoxidable manchado puede ser de gran utilidad, pues aunque ahora mismo no necesites saberlo, tendrás la oportunidad de familiarizarte con lo que podría pasar, si no realizas una correcta limpieza, de forma habitual. Y de este modo, tomar las medidas necesarias.

Algunos datos interesantes sobre el acero inoxidable

En este apartado, queremos ofrecerte algunos datos interesantes sobre el acero inoxidable. Por ejemplo, que este material fue descubierto en el siglo XX, momento en el que se toma consciencia de que al juntar cromo con acero común, genera una apariencia brillante con grandes niveles de resistencia.

Otro dato que puede interesarte, es que el acero inoxidable también contiene otros metales, entre estos: el níquel, el wolframio o el molibdeno. Contar con ellos, logra que la corrosión no tenga un efecto desafortunado en el acero inoxidable. Todo se debe a que la mezcla de estos fuertes materiales, permite que el acero reaccione correctamente frente al oxígeno.

El cómo se limpia el acero inoxidable manchado, no es algo que se deba descuidar, a pesar de su aguante y resistencia. Pues, como hemos  mencionado anteriormente, si no se le da una correcta higienización superficial, este metal, por más fuerte que sea, va a terminar por ensuciarse y deteriorarse.

¿Para qué se usa el acero inoxidable?

El acero inoxidable es un material muy versátil. De hecho, este puede emplearse para la fabricación de diferentes elementos y objetos. No resulta sorprendente, que el acero inoxidable sea tan utilizado en el campo de la construcción. Sin importar el tamaño de la obra, este material siempre es empleado en gran parte de estas.

De igual manera, en la industria automotriz, también es habitual su uso. Puedes notarlo todo el tiempo, por ejemplo en los escapes de los vehículos, así como en piezas internas. Además, este material gusta mucho, no sólo porque no se deteriora con facilidad, sino porque tampoco se ve afectado por las altas temperaturas dentro de los vehículos.

Asimismo, el acero inoxidable también se encuentra en la mayoría de hogares. Puedes encontrarlos en partes internas y externas de los electrodomésticos habituales, así como en elementos decorativos y joyas: collares, anillos, pulseras o pendientes.

Y ahora que ya te hemos explicado estos útiles trucos y consejos sobre cómo limpiar el acero inoxidable, esperamos que puedas ponerlos en práctica y te ofrezcan los mejores resultados a la hora de limpiar el acero. Pero, si no te queda mucho tiempo para las tareas de limpieza, lo mejor será dejarlo en manos de profesionales.
Si necesitas de un servicio profesional de limpieza industrial, de oficinas o de tu hogar, no te preocupes. En Limpesa Solution contamos con gran experiencia en este tipo de tareas, por lo cual te ofrecemos con toda garantía excelentes resultados. Para más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *